Tierras Woven Pants

Hoy participo en Mimi con EL pantalón para la primavera o las noches de verano. Pero no es por el patrón, que tiene un corte sencillo sin ningún misterio y lleva puño en la cintura y goma elástica en los tobillos. No, no, es por la tela: viscosa rústica de Cal Joan.

Tierras Woven Pants (4)

Hace un mes, Anna envió un newsletter en el que hablaba de este tejido. La descripción me convenció al instante, porque tenía el Tierras Woven Pants cortado desde hacía un año y buscaba la tela ideal: parecida al lino, con elasticidad y caída, y muy fresca. Me lancé a comprar metro y medio en dos colores distintos (ya tengo cortado el otro para una blusa).

Tierras Woven Pants (9)

Tierras Woven Pants (13)

Solo puedo decir que cumplió todas las expectativas, que es suaaaave al tacto y fresquísima. ¡Y se arruga menos que el lino!

Tierras Woven Pants (7)

Y aquí está la ilustración de @jordi_frei, que está aprendiendo a dibujar todavía mejor y a aplicar nuevas técnicas. Aunque está a 3500 kilómetros de casa, no ha querido perderse la oportunidad de participar en Mimi 🙂

18-05-22-23-16-01-763_deco

¡Feliz miércoles!

Anuncios

Blusa cruzada de Burda

¡Hoy toca Mimi y he tenido tiempo de coser, hacer fotos y escribir! ¡Bieeeeeen! El proyecto de hoy lo hice todo el fin de semana: calcar, cortar y coser. Con las niñas por casa jugando y demás. Es decir, que es un patrón rápido de hacer.

DSC_0609

Desde que una buena amiga me regaló varias revistas Burda de la biblioteca de su barrio porque las iban a tirar, no las había usado. Pero me marqué algunos modelos en su día y este me llamó la atención porque juega con las rayas y me intrigaba saber cómo se construía el nudo.

Blusa cruzada Burda (37)

Es una blusa cruzada que se abrocha detrás, pero eso no se ve en la foto de la revista ni en la miniatura del trasero. En realidad, es muy sencillo. Pero tenía que comprobarlo y, hace poco, en Ribes & Casals encontré la tela adecuada por 3,95 € el metro. Necesitaba que tuviera rayas verticales, aunque hubiera sido mejor que todas fueran iguales… Imposible casarlas en la espalda y que delante siguieran el mismo patrón. Pero para probar, me valía.

DSC_0604

Los delanteros y las mangas van al hilo. Los canesúes delanteros y el trasero, a contrahílo (por si alguien lo dudaba, a pesar de Maestros de la costura :p). Y los dos traseros van al bies, lo cual no me ha facilitado precisamente que la costura quedara bien. Salían ondas por más que cambiara la tensión, alargara la puntada e hiciera el pino. La he planchado bastante para las fotos 🙂
Tuve un problema, y es que es demasiado corta… Al final opté por hacer repulgo con la remalladora y así no comerme ni 5 mm de tela. Queda bien acabada y la verdad es que ni se ve en este modelo de blusa. Pero sigue siendo corta, sobre todo por delante. El nudo queda muy arriba, aunque descosí e hice las tiras más largas para ver si así podía abrochármelas más abajo.

Blusa cruzada Burda (38)

Yo creo que me la pondré para trabajar fuera de casa. Y si no, tendré que dejar de decir eso de que no coso nada que no me vaya a poner…

DSC_0607
¿Por qué está el nudo tan arriba?

Patrón: modelo 130 de la revista Burda de mayo de 2014.

Llévame al huerto

DSC_0620

En el huerto que sale en estas fotos comí mis primeros calçots y mi primera salsa romesco a los 18 años. Aquí me llevó mi primera amiga catalana, que hice al empezar la carrera. La primera persona que me abrió las puertas de su casa y de su familia. La única e inigualable Montse, de Unamicamesijaesta.

DSC_0615

Hace ya más de 3 años que Montse y su familia se fueron a vivir a Aranjuez pero, de vez en cuando, vuelven a El Vendrell a visitar a los iaios. Hay que decir que estos iaios no son cualquier cosa: son el matrimonio más currante y generoso que conozco y están encantados de tener alrededor a tanta juventud y generaciones pasándoselo bien. La semana pasada, para mi sorpresa, nos dijeron que venían y nos invitaron el sábado a pasar el día al huerto. Esa invitación es irrechazable, os lo digo. De hecho, son pocos los amigos que fallan y siempre por causa de fuerza mayor. A ver si no quién se va a perder la ocasión de disfrutar a tope entre risas y conversaciones interesantes, fuego, brasas, naranjas, aceitunas, tierra y sol.

DSC_0628

Este mismo mes, Montse cumplió años y yo le envié tres telas de regalo. Una de ellas es la que luce en su entrada y en esta foto. Es de la misma colección de Hamburger Liebe de esta costura conjunta. La encontré al peso en la tienda de mi barrio y no me pude resistir. El viernes le pregunté si, por casualidad, no se habría cosido nada que pudiéramos fotografiar juntas al día siguiente. Y sí, dio la casualidad. Me llevé la cámara y nos hicimos fotos mutuamente. Salvo las conjuntas, que las hizo Lamayor, a sus 5 años (¡¡y medio!!).

DSC_0619

Se nota que quien ha fotografiado mi Llíria Dress es costurera, porque se fijó en todos los detalles. Gracias, Mon, yo no podría haberme sacado así de bien y risueña 🙂

DSC_0624

Con este vestido me ha pasado algo que me da rabia. Usé el patrón por primera vez para hacerle un regalo a mi prima (aquí) y cosí una prueba porque temía que le hiciera bolsas sobre la cintura, como había visto en algunas fotos. Bien, pues con aquella prueba no le salían bolsas ni a ella ni a mí, y con el vestido definitivo, tampoco. Yo me lo probé también y quedaba bien. Entonces, decidí coser mi versión y ya no me planteé modificar el patrón porque, en teoría, me quedaba bien y la tela era muy similar en peso y caída. Meeeeec. ¿Veis las bolsas? ¡Pa no verlas!

DSC_0621 IG

De todas formas, el vestido me gusta mucho y la tela, más. Es cómodo y bonito, con las pinzas encima del pecho, la cintura ajustada, los botones en curva, el fruncido de la manga y del canesú trasero… Todo me gusta. Y a las bolsas, me acostumbraré. Podría quedarme mejor, pero pienso lucirlo ahora que ha llegado el buen tiempo.

DSC_0626

¡Por muchos sábados más en el huerto, en Barcelona, Aranjuez, Benasque o donde sea!

Enlazo con Mimi porque es miércoles.
Patrón: Llíria Dress, de Pauline Alice.

Otra Cheyenne

Cheyenne Atelier Brunette (7)

Quien siga a Vanaehsa va a pensar que vi esta entrada suya y tuve un CVCQ en toda regla. Y podría ser, pero la casualidad fue más allá: la publicó el día de mi cumpleaños, cuando yo tenía decidido ir a Nunoya a comprar justamente esa misma tela de Atelier Brunette para hacerme una Cheyenne Tunic. Cuando vi sus fotos le escribí porque parecía hecho adrede. ¡Y ella también se había regalado la tela por su cumple! La verdad es que esta diseñadora me encanta. Ya había cosido prendas con sus diseños aquí y aquí.

Cheyenne Atelier Brunette (45).jpg

Cheyenne Atelier Brunette (43)

Total, que sí, compré la tela y he cosido algo parecidísimo a la blusa de Vanessa. Ya había probado la Cheyenne aquí. Modifiqué el patrón para acortarlo 11 cm, tanto de largo como en la botonadura del cuello. Esta vez no quería botones y me apetecía que el escote fuera más corto.

Aprovecho para contar un truquillo muy sencillo para coser dobladillos tan curvos:

1. Hacer un pespunte a 1 cm del margen. 2 y 3. El pespunte anterior nos servirá de guía y nos ayudará mucho a la hora de planchar el margen de costura hacia dentro. 3. Volver a doblar otro centímetro (o los centímetros que queráis) y planchar. 4. Coser y, sobre todo, admirar el resultado.

Cheyenne Atelier Brunette (41)

Cheyenne Atelier Brunette (28)

Me encanta esta blusa y me la pienso poner mucho. En las fotos está un poco arrugada porque la había llevado todo el día, pero es bonita, ¿a que sí? Y por dentro también, porque lleva costura francesa 😉

Cheyenne Atelier Brunette (13)

También os enseño la ilustración de Elhombredelacasa, aunque no ha quedado muy contento con el resultado (pintar de noche es como coser de noche… que siempre hay errores evitables). De todas formas, yo estoy encantada con que siga motivado y dibujando sin parar:

18-04-18-10-10-48-190_deco

Vamos a ver qué se cuece por Mimi.

Una chaqueta formal

Chaqueta El Corte Inglés (4)

Hoy participo en Mimi con una prenda que me pega entre poco y nada, pero que necesito últimamente. Este año por fin he empezado a salir de mi cueva traductoril (AKA mi casa) y estoy viajando para hacer interpretaciones simultáneas. No es lo mismo trabajar sin que te vea nadie, que asistir a reuniones “importantes” donde todo el mundo va en traje… No puede llegar la intérprete con vaqueros y una blusita, sin más (en un mundo ideal, debería poder ser así, pero ya sabemos que este no es un mundo ni mucho menos ideal).

Aprovechando, además, una limpieza que hice al armario de telas, encontré una que había comprado hace unos dos años y nunca había cosido porque en realidad no me pegaba. Bueno, pues decidí que la usaría para probar una chaqueta que tampoco me pega, pero que usaré para el trabajo. También tenía tela de forro guardada desde 2011, creo… Y una revista Patrones (n.º 331) que nunca había usado para nada. Así que ha sido una costura de aprovechamiento de material total.

Se trata de una chaqueta abierta y forrada, con corte princesa en delantero y trasero y mangas sastre. La original lleva pelito y lentejuelas, pero si me la llego a coser así no me la pongo en la vida y ya no coso nada que no tenga una finalidad clara.

Chaqueta El Corte Inglés Patrones (8)

Sé que las revistas de patrones no pretenden enseñar de cero a coser, pero me parece increíble que todas las instrucciones que dan aquí para forrar la chaqueta sean: “Forrar prenda”. ¡Y se quedan tan panchos! Eso desmoraliza a cualquiera que no haya cosido antes una chaqueta… Menos mal que no era mi caso y además pude echar mano de las instrucciones de la Veste Rocha de la fantástica Maison Victor, que no escatima en ilustraciones ni aclaraciones.

Chaqueta El Corte Inglés Patrones (16)

Chaqueta El Corte Inglés Patrones (12)

Lo interesante de este tipo de corte es hacer que coincidan las costuras de los costadillos y de la manga sastre en la espalda. Me tocó descoser, pero vale la pena porque el fallo canta a la legua.

Chaqueta El Corte Inglés Patrones (7)

Es corta, para mi gusto, pero cómoda. Y, como en Centroeuropa saben poco lo que es el calor, seguro que me la pongo bastante en los viajes.

Chaqueta El Corte Inglés Patrones (18)

New Sorbetto

Sorbetto seda (4)

Hace años cosí una blusa Sorbetto que me quedó estrecha de sisa y corta. Nunca me la puse, obviamente… No sé si fue en 2017 cuando Colette sacó una nueva versión del Sorbetto, con más opciones y mejorada. Uy, espera, que si no lo conoces todavía no he dicho lo mejor: es GRATUITO y perfecto para principiantes.

No tenía intención de coserlo de nuevo, hasta que Elhombredelacasa se fue por trabajo a China y me trajo 1.5 m de seda (ni idea de si es seda 100%) de ancho 110. Fui yo quien le dijo que con 1.5 m tendría suficiente para cualquier cosa, pero no pensé que perfectamente podía venir con ese ancho y que alguien que no cose no lo iba a tener en cuenta. Así que tuve la tela guardada varios meses, porque no sabía qué hacer con ella, ya que no me daba para ningún patrón de los que tengo.

Por fin me decidí por el Sorbetto y, ni corta ni perezosa, hice la barbaridad de endurecer la tela con gelatina. Sí, señoras, pensé que no pasaría nada (me convencí, porque dudas tuve muchas, pero suelo tirarme a la piscina…). Pues dura quedó, eso seguro… Tan dura que parecía cartulina y mis hijas me preguntaron cómo había hecho la magia de convertir tela suave en papel. El resultado fue horrible durante varios días: la seda iba expulsando la gelatina poco a poco, como si soltara moco. La remojé y escurrí a conciencia creo que cinco veces hasta que terminó de expulsar todo aquello.

Sorbetto seda (15)

Al final quedó bien, aunque el comprador de la tela, que en general no se interesa nunca por estos temas, afirma que antes era muuucho más suave. Es posible, no lo voy a negar.
Por dentro hice costura francesa para que quedara bien acabada:

Sorbetto seda

El patrón ha mejorado, para mi gusto, aunque no me termina de salir bien el pliegue central, que está algo desviado. Como puse en IG un día, le subí la pinza del pecho unos 2 cm porque me quedaba muy por debajo del pezón. Es una modificación muy sencilla que mejora mucho el resultado. Ahora creo que apunta justo donde toca (aunque se ve muy poco con el estampado):

Sorbetto seda (7)

Será una blusa fresca para el verano y espero que no siga escupiendo gelatina :p

Sorbetto seda (20)

Enlazo con Mimi.

Ginger Jeans N.º 3

Si alguien me hubiera dicho hace un año, cuando cosí mis primeros pantalones Thurlow, que doce meses después vestiría mis propios vaqueros, no me lo habría creído. Pero siempre estamos a tiempo de sorprendernos a nosotras mismas 🙂

Dicen que no hay dos sin tres y que una costurera que se precie no se resiste a una buena tela… Pues eso, cuando compré el canalé para hacer las Blackwood Cardigans, no pude evitar ver que también había tela vaquera elástica de colores primaverlas y decidí que me haría los terceros (y últimos) Ginger.

DSC_0560
Aquí y aquí están los anteriores. He vuelto a coser la versión skinny, con las modificaciones ya habituales.

DSC_0555
Sobra un poco de tela, pero bueno, tampoco hace falta ir embutida.

Es la primera vez que no me queda nada adelantada la costura interior. Al cortar, tracé líneas paralelas para marcar la dirección del hilo por toda la tela, y también tracé paralelas en el patrón. Así fue la única manera de que no se me torciera nada y quedara recta la pernera.

DSC_0581

En esta ocasión no tenía hilo Fujix marrón y usé torzal. ERROR. Creo que voy a tirar todo el torzal que tengo, directamente, y voy a comprar Fujix en varios colores, porque el resultado es muy diferente.

DSC_0558

Prometo no dar más la tabarra por Mimi con los Ginger. Me he hecho adicta, lo confieso…