Chemisier Elsa

Chemisier Elsa LMV (15)

Aquí vengo con la segunda parte del #coseconmigodoble de Maider y Nekane: la camisa. Si quieres ver los Ginger que cosí para la ocasión, aunque salen en la foto, aquí hay más detalles.

Aprovechando que tenía La Maison Victor de septiembre/octubre de 2016 y que precisamente me había marcado la Elsa para probar un día todas las técnicas que implica coserla, he podido seguir el CC de Nekane sin mirar las instrucciones de la revista para nada. Eskerrik asko!

20180220_110936
Está planchada. Es que no sé planchar mejor estas cosas.

Para este proyecto he aprovechado todo lo que tenía por casa y no he gastado naaaada (más). Había comprado la tela al peso para hacer una prueba pero, cuando me puse a hacerla, pensé que era demasiado bonita para eso. No es un estampado que a priori me guste (lógico, si no, no la habría comprado pensando en usarla solo para una prueba…) pero, como pasa a veces, después de coserla, me gusta. Sobre todo porque es muy suave y agradable de llevar. Como era babosilla, apliqué el método de la gelatina que explica Momita y funcionó muy bien (ver vídeo). En otra ocasión no me sirvió, eso también lo digo. Aquí puse 2 sobres de gelatina con 1 litro de agua para 1.5 metros de tela y salió como un folio. Cortarla fue muy fácil.

Cómo me gusta a mí para unir el cuerpo usar la técnica “del burrito” o teknika astotxoaren 😉 Queda limpísimo por dentro.

Chemisier Elsa LMV

Resultado: satisfactorio. Todavía tengo que pulir los acabados de puños y cuello. No tengo suficiente paciencia y a veces se me escapa la tela de las esquinas o yo qué sé, aunque con este estampado no se nota. Y si viniera Caprile a mirar si los botones están alineados, me tiraría de las orejas.

Chemisier Elsa LMV (20)

Chemisier Elsa LMV (18)
No sé si doy  un poco de miedo en esta foto, pero la idea era enseñar los puños.

Chemisier Elsa LMV (22)

Eso sí, puedo decir que el canesú lo corté AL HILO aunque el patrón diga lo contario, porque hay que  mirar la dirección del dibujo (*guiño* a quien siga Maestros de la Costura :p).

Enlazo con Mimi porque es miércoles y os enseño la ilustración de @jordi_frei para la ocasión:

Elsa

Anuncios

Más Gissa Vem

Gissa Vem 0116 2018 (4)

Hacía tiempo que no me pasaba por Menuda inspiración, porque a mis hijas no les hacía falta ropa nueva. Pero, de repente, todas las camisetas de manga larga le vienen pequeñas a Lamayor.

Gissa Vem 0116 2018 (2)

Como soy un poco vaga para calcar, eché mano del patrón Gissa Vem, que ya tenía del año pasado, y simplemente alargué un par de centímetros el cuerpo y las mangas. Al ser una camiseta larga, era apuesta segura. Ahora que veo las fotos, creo que me pasé de largo, pero el tiempo se encargará de arreglar el problema 😉

Gissa Vem 0116 2018 (1)

Gissa Vem 0116 2018 (3)

La tela de pandas la considero un tesoro, pero tenía que usarla porque para eso las compramos, ¿no? El pantalón es el Chameleon, que os enseñé aquí. Tooodo todito de Ottobre, y por eso enlazo en el Blog de fans.

Gissa Vem 0116 2018 (5)

Clare Coat

Clare Coat (2)

¡Hola! Ya tenía ganas de volver a aparecer por Mimi, pero me ha costado porque he estado cosiendo un proyecto laborioso.
Cuando empezó el invierno, me di cuenta de que llevaba unos 8 o 10 años con los mismos abrigos, que son dos: uno rojo y otro negro. Así que, estas Navidades, pensé que no pasaba nada si me autorregalaba un patrón que había fichado hacía cosa de un año o más: el Clare Coat de Closet Case.

clare_coat_pattern_technical_flat_d9c1d43a-f4f3-40ca-bce9-d37c5feece1d_1280x1280
Fuente: web de Closet Case Patterns

Se trata de un abrigo en forma de trapecio, con líneas sencillas y manga ranglán, que puede coserse con cuello grande y cierres de presión o botones, o con cuello más corto y cremallera a un lado. A mí me gustan las dos opciones, pero preferí empezar por la B porque me parecía menos arriesgado (y al no hacer una prueba, más vale arriesgarse poco, como pude comprobar…). También hay otro motivo, y es que la opción A no puede llevarse abierta (o sí se puede, pero te cuelga todo el delantero de una forma un poco rara).

Clare Coat (27)

Cuando fui a comprar lana me di de bruces con la realidad: es muy cara. Se necesitan 2.5 m para las tallas 8 a 14, y un solo metro ya pasaba de 30 euros. Menos mal que estábamos en rebajas y encontré al 50% la lana que escogí finalmente. No estaba muy segura del estampado, pero me dejé convencer por el vendedor y por mi entusiasmo. Mientras lo cosía, pensé que igual no me gustaba… Pero sí, ahora me encaaaaanta.

Me gusta llevar el cuello tanto abierto como cerrado:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La costura lleva bastante trabajo porque hay que entretelar todas las piezas exteriores, que son muy grandes. En mi caso, esta lana se deshilachaba de mirarla, así que tuve que sobrehilar todas las piezas, que no son pocas. Y a eso sumarle que las pinzas había que abrirlas, para que abultaran menos, pero cuando las abría, se deshilachaban… Sonia me recomendó por IG sobrehilarlas una vez abiertas y es lo que hice como buenamente pude. ¡Gracias!

En cualquier caso, si alguien tiene ganas de coserlo, aquí están todas las entradas del cose conmigo de Closet Case, donde está todo muy muy bien explicado.

Clare Coat (10)
Llevo los Ginger también. 100% Closet Case.

Estoy muy contenta con el resultado, pero he tenido dos problemas: el primero, que sigo sin resolver, es que el cuello me quedó unos 7 cm más corto que el contorno del abrigo… ¿Qué hacer? No entendía nada, comparé y miré y no encontré el fallo. La solución fue cortar un parche de la medida necesaria, partir el cuello en dos por el trasero y unirlo con el parche. En la siguiente foto se aprecia, pero creo que queda muy disimulado y no me molesta:

Clare Coat (39)

El otro problema son las mangas. Me vienen cortas, así que les he añadido puño negro. Seguramente no sea la mejor opción, pero no se me ocurría otra cosa y me di cuenta cuando ya lo tenía todo acabado, forrado y cerrado. Ya sé que hay que hacer glasillas, pero es que… Bueno, y aquí podéis ver el interior de la prenda, que tampoco me ha quedado perfecto en la esquina inferior (que luego parece todo ideal de la muerte pero NO).

Clare Coat (15)

Me encantan estos botones. No sabía que existieran tan grandes. En la mercería de mi barrio, La Marieta, lo tienen todo. Y encima sus dueños son un amor.

Clare Coat (26)

El domingo conté con un fotógrafo de lujo, más conocido como Elhombredelacasa o @jordi_frei. Él ha interpretado el abrigo de esta forma tan bonita:

DSC_0493 retallada

Si has leído hasta aquí y lo único que te ronda por la cabeza es: “¡No creo que llegue nunca a coserme un abrigo!” o “Me encantaría, pero no me atrevo”, solo puedo decirte una cosa: ADELANTE. Solo hay que probar y, si puedes, elegir un patrón que vaya con un cose conmigo muy detallado, lleno de fotos. En este episodio del podcast Love to sew, la diseñadora que hay tras Closet Case, Heather Lou, aborda precisamente eso. Hay que tirarse a la piscina y ver lo que pasa, porque para todo hay una primera vez.

Gracias por leerme 🙂

Ginger Jeans N.º 2

Ginger Jeans skinny (14)

Llevo desde los 13 años creyendo que siempre tendría que llevar pantalones ultra anchos en la cintura para que me entraran de cadera. Toda la vida, vaya, sabiendo que meterme en un probador para comprar pantalones sería una lucha porque cuando me cabía el muslo, en la cintura podía meter dos ewoks. Coger la 40 y ni siquiera poder llegar a subírmelos… coger la 42, donde la cadera entraba justa, hacer la “prueba de la sentadilla” y constatar que no me los puedo comprar porque no puedo ir por la vida enseñando la hucha de esa manera. Pues hasta aquí. Desde ahora, dudo que vuelva a comprarme pantalones industriales. ¡Abajo las medidas estándar y vivan los cuerpos!

Cuando me cosí los primeros Ginger, ya dije que no serían los últimos. Lo que no esperaba era que fuera tan rápido, pero el cose conmigo doble que han organizado Maider y Nekane me impulsó a ello.
Es cierto que no necesitaba ir paso a paso de la mano de Maider porque hacía dos meses que me había hecho los míos, pero me leí todas las entradas y admiré la paciencia y el cariño con que lo preparó todo. Además, aprendí cosas útiles, como poner los remaches antes de coser la entrepierna o usar la puntada triple en la costura central trasera. Eskerrik asko, Maider, porque muchas se han atrevido con este proyecto gracias a ti y te lo has currado un montón.

Ginger Jeans skinny (1)

Ginger Jeans skinny (27)
Cómo me gusta usar retales que llevan en el armario fácilmente seis o siete años.

Esta vez escogí la opción “skinny”, ya que en la versión “stovepipe” me sobraba tela por todas partes, e hice la talla 10 sin ampliar. La otra vez añadí un poco a cada lado, atendiendo a la tabla de medidas. Como ya tenía la cinturilla modificada y sabía que le tenía que hacer el ajuste de “culo bajo”, lo hice todo desde el principio. En mi libreta de costura me había apuntado todos los detalles, tipos de puntada, ancho y largo incluidos, así que no tuve más que repetir. Tener todo esto ya claro y acordarme de casi todos los pasos hizo que coser estos segundos Ginger fuera muy rápido (para el proyecto que es). Bueno, eso y no tener inseguridades porque el primer proyecto había salido bien después de mucho sudar. ¡No hay nada como repetir el mismo patrón!

Ginger Jeans skinny (4)

La tela es denim negro elástico bastante fino de Ribes i Casals. Me encanta y ha sido más fácil de coser. No he necesitado ni aguja para vaqueros… El hilo del pespunte sigue siendo el Fujix, más hilo normal en la canilla. Se cose muy bien con él.

Ginger Jeans skinny (12) IG

Me he vuelto a ahorrar las trabillas porque no uso cinturón y tampoco hice pespunte de carga en la curva de la bragueta porque no me dio por ahí. La etiqueta de piel sintética “Handmade” es de la tienda del gato y me encanta.

Ginger Jeans skinny (11) IG

Eso sí, las perneras se me tuercen otra vez… No tanto como la primera, ni he tenido que descoser, pero yo lo veo. Corté con mucho más cuidado, intentando que fuera al hilo… Supongo que no lo hice bien. Me encanta el resultado de todas formas.

Ginger Jeans skinny (8) IG

Ginger Jeans skinny (26) IG

Y aquí está la ilustración de @jordi_frei. ¿Qué os parece?

DSC_0489

Enlazo con Mimi. ¡A ver vuestros Ginger!

Vestido Llíria floreado

Llíria Dress Julia (36)

Cuando era pequeña y los veranos se estiraban como el chicle, mi hermano y yo pasábamos casi un mes con Julia y Elvira, dos de nuestras primas de Mallorca, de nuestra misma edad. Eran días magníficos en los que nos arrugábamos como pasas en la piscina, corríamos por el jardín de Marratxí o La Canyada, veíamos pasar el tiempo, íbamos a la bolera, al cine o al minigolf, nos tragábamos películas malísimas de sobremesa, hablábamos toda la tarde como si fuéramos actrices de telenovela y, sobre todo, aprendíamos que el amor entre primos, si se alimenta, es un regalo de por vida.

Llíria Dress Julia (7)

Llíria Dress Julia (11)

En el verano previo a empezar 8º EGB, yo tenía bastante miedo porque me cambiaba de colegio, así que Julia me propuso que le escribiera una carta para contarle cómo me iba. Inauguramos una rutina que duró seis o siete años: nos enviábamos cartas mensuales de quince o veinte folios (¿habladoras, nosotras?) donde nos contábamos todo lo que nos pasaba. Si las releyéramos, podríamos trazar el camino hacia la adolescencia y la primera juventud de dos chicas que terminaron por irse solas a estudiar a Barcelona, una dos años antes que la otra.

20171213_092437

Llíria Dress Julia (39)

Hace tiempo que cambiamos las cartas por cenas en las que no existe el silencio. En realidad no nos haría falta hablar tanto porque nos entendemos sin decirnos nada. Julia es mi única familia en esta ciudad y le estoy agradecida por estar siempre ahí.

Llíria Dress Julia (50)

Por eso, y porque sí, le quise regalar un vestido cosido por mí. Le di a elegir varios patrones y escogió el Llíria Dress de Pauline Alice. Fuimos a comprar juntas la tela a Ribes i Casals y se decantó por esta viscosa floreada que le queda de cine. Claro que, con ese tipazo, cualquier cosa le hubiera quedado bien. Después me enteré de que están de moda estos estampados en negro con flores.

Llíria Dress Julia (34)

La tela tiene cierta elasticidad y temí que no fuera bien para este patrón, pero no pasó nada. Y qué decir del Llíria… Lo veo tan bonito con la cintura, las mangas y, sobre todo, los botones dispuestos así en curva… Se cose muy bien y todo cuadró sin problemas. Ella primero me pidió botones negros, pero la convencí para que tuvieran color porque si no, con tanto dibujo, no se iban a ver y son precisamente el rasgo más destacable del vestido.

Llíria Dress Julia (22)

Fotos hechas por su hermana Elvira, a quien no veo desde hace tres años y me encantaría achuchar.

Y aquí está la ilustración de @jordi_frei:

ginger

Camiseta de plumas

Llevaba mucho tiempo sin pasarme por MIMI, porque en diciembre no cosí nada para mí y empecé enero con gripe, Reyes y poca inspiración. Pero bueno, ahora he pisado pedal otra vez a tope y hoy os enseño una camiseta muy sencilla cuyo patrón saqué a partir de otra comprada que me gustaba. Y, desde ahora, este va a ser mi patrón de camiseta entallada (en la foto salen arrugas, lo sé… pero en realidad me queda mejor).

Camiseta Plumas (1)

La tela es de Hilco y la encontré en la tienda física que tengo más cerca de casa, donde a veces aparecen tesoros por cuatro pesetas. Hace ya tiempo que, de vez en cuando, tienen retales de este fabricante. No es una oportunidad que deje pasar porque creo que no he tocado ninguna otra tela de camiseta tan suave y de tanta calidad como las Hilco (no me pagan por decir esto).

Camiseta Plumas (6)

No me llegaba para las dos mangas, ni siquiera para hacer la misma parte de la manga igual, así que opté por la asimetría.

Camiseta Plumas (8)

¡Feliz miércoles!

Sudadera para él en neopreno

Hoy es maromartes y enseño costura para Elhombredelacasa. ¡Así contribuyo a Mr. Handmade! 🙂

Männershirt Max sudadera (1)

Mi pareja no es amigo de novedades en la moda ni nada que llame la atención (yo, la verdad, tampoco). Pero tenía ganas de coserle algo un poco diferente y le propuse una sudadera con un gran cuello superpuesto. No coló, así que tuve que aceptar la alternativa: capucha. Sí que pude ponerle un poco de Kraft-tex y cordones. La forré con camiseta marrón e hice que quedara un centímetro aproximadamente visible desde el exterior.

Männershirt Max sudadera (2)

El patrón no es otro que mi gran descubrimiento del otoño pasado: la camiseta Max de Pattydoo. Ya la he cosido aquí, aquí y aquí. Esta vez usé neopreno y le añadí la capucha que tengo de otro patrón, alargando las “patas” para poder superponerlas de esta manera.

Männershirt Max sudadera (3)

Creo que ya se la ha puesto cinco días seguidos, no digo más…