De Yaletown a LA

Hoy es el último jueves de RUMS y la blogsfera costuril está de despedida. Todas queremos agradecer a Mara que trajera la idea del Rund ums Weib a España. Cuando empezó, yo llevaba cosiendo unos tres años y seguía en la sombra a muchas blogueras, pero no me atrevía a abrir mi propio blog. No me consideraba lo suficientemente buena; pensaba que para qué iba yo a enseñar al mundo mis costuras, si no eran nada especial. Pero empecé a entrar en RUMS, a leer entradas de mujeres como yo que aprendían a coser en su tiempo libre, que se equivocaban, que se atrevían a vestir lo que habían cosido, aunque tuviera fallos… Semana tras semana me fui animando y, sin darme cuenta, me encontré esperando a que llegara el jueves para inspirarme. He conocido patrones, tiendas de telas, técnicas y, sobre todo, a muuuuchas blogueras que viven la costura como yo. Por todo eso te damos las gracias, Mara. Espero que sigas cosiendo y publicando.

Yaletown LA (32)

Y ahora voy con la prenda que he cosido para despedir RUMS. Este verano hice un viaje espectacular por el Oeste de Estados Unidos con mi familia y, aunque no hice turismo de telas ni muchísimo menos, sí que les pedí el último día, en Los Ángeles, que me acompañaran a una tienda que casualmente estaba cerca (Fabric Planet). Así pude comprar una gasa de recuerdo que tampoco me pareció espectacular, pero no había mucho donde elegir…

Yaletown LA (1)

Yaletown LA (4)

Nada más llegar a casa, tenía taaanto mono de coser que, sin darle muchas vueltas, corté la gasa en el patrón que tenía más a mano y cabía en 2 yardas de tela. Es la blusa Yaletown de Sewaholic que ya había cosido aquí, pero esta vez sin recortar el talle.
La gasa ha resultado ser tan transparente, que tuve que quitar la entretela de las vistas una vez puesta, porque se veía lo blanco. De hecho, todavía se ve el centímetro que quedó pegado. Y fue muy difícil cortarla. Como tenía prisa (total, era finales de agosto y la cosí ANOCHE) lo hice a lo bruto y las piezas no quedaron iguales ni mucho menos… Una, que es así.

Yaletown LA (6)

Yaletown LA (23)

Yaletown LA (8)

Es una blusa amplia, cruzada, con goma elástica en la cintura. O le pones un botón para cerrarla o te la pones con una camiseta debajo, que es lo que he hecho hoy de momento.
Todos los bordes están sobrehilados con hilo de un color similar (minipunto para mí).

Aquí os enseño el interior de la cintura elástica.

Yaletown LA (5)

Feliz último RUMS a todas y… ¡hasta la semana que viene! 😉

Anuncios

Blusa Bruyère

Bruyère (6)

Que RUMS esté abierto todos los días de la semana se me hace muy raro, así que voy a intentar seguir con la costumbre de publicar los jueves mientras dure.

Hoy os enseño la blusa Bruyère de Deer and Doe. Se trata de la primera (y única, de momento) que hice, con una tela de prueba de la tienda de mi barrio que se arruga de mirarla, como diría mi madre. No soy de florecillas pero pensé que sería perfecta para hacer la prueba.

patron-chemise-bruyere

La Bruyère es una blusa ceñida a la cintura con un faldón muy largo y redondeado . La verdad es que no la veo favorecedora para las que ya de natural tenemos caderas generosas, aunque la diseñadora también tiene esta figura y supongo que considera que sí sienta bien. Yo acortaré el faldón y le quitaré las curvas para la próxima, me parece, porque no lo termino de ver.

Bruyère (36)

Con esta blusa me estrené en la confección de cuellos de camisa y tapeta para botones y quedé bastante contenta. Me gustó especialmente la técnica para coser la tapeta al cuello, en forma de acordeón, con un acabado limpísimo.

Bruyère (26)

Los patrones de Deer and Doe están pensados para una copa C y yo creo que soy una B justita. En este caso creo que se nota y que debería haber modificado el patrón. Como siempre me pasa, cuando ya no había marcha atrás encontré este coseconmigo en francés donde enseñan a reducir el pecho y muchas otras cosas. Me lo dejo aquí para cuando lo necesite.

Bruyère (32)
En esta foto se ve claramente que me sobra tela en el pecho. Las arrugas de la costura de los hombros no sé a qué se deben.

La manga va acabada con bies y todas las costuras están sobrehiladas. El próximo reto es modificar el pecho y hacer la versión de manga larga, para ver qué tal se me dan los puños de camisa (¡aaagh!).

Bruyère (3)

Thurlow Shorts en algodón

La noticia de la semana en este mundo frikicosturil es que no va a haber más RUMS. Mara, si lees esto, te estamos todas muy agradecidas por haber importado la idea alemana y por haberla mantenido estos años. Era una cita que nadie se quería perder, de donde salían CVCQ sin parar. Ojalá entre todas podamos mantener el espíritu e inventar algo similar. Danke vielmals!

Thurlow shorts floreados (11)

Aprovecho que es lunes y se puede enlazar igualmente para enseñaros el otro par de pantalones cortos Thurlow que llevé durante las vacaciones. La tela es de Cal Joan y me sobró de hacerle un vestido a mi madre el año pasado, también de Sewaholic. Me dio tanto para los pantalones como para el sombrero reversible que combina con los otros pantalones (¿es posible decir “pantalones” cuatro veces en un mismo párrafo? Acabo de demostar que sí).

Thurlow shorts floreados (2)Thurlow shorts floreados (3)

Esta vez quise hacerlos menos de vestir, poniendo el botón visible desde fuera y haciendo las dos cinturillas iguales, sin terminación en punta.

Thurlow shorts floreados (7)

Lo que más me gusta de este patrón es el amplio margen que queda en la costura central trasera, que te permite ajustarlos a tu cuerpo. Son los únicos pantalones que tengo que se adaptan a la vez a la cintura y la cadera. Normalmente me sobran 3 o 4 cm en la cintura para que me quepan de cadera.

Thurlow shorts floreados (14)

Los llevé bastante en el viaje, aunque menos que los otros, porque son más combinables. Este estampado no me va, pero quería aprovechar la tela que tenía en casa y decidí que palante. De rebote, puedo enlazar en Yo coso flores de Pandielleando.

Thurlow shorts floreados (16)

¡Gracias por visitarme!

Thurlow Shorts en lino

Después de las vacaciones, la vuelta a la rutina se lleva mejor si pasas una tarde con costureras por els Encants y al día siguiente hay RUMS.

Thurlow shorts grises (19)

Hoy empiezo enseñando una de las prendas que cosí para el verano y que me llevé de viaje. Debido al enorme complejo de piernas que tengo desde los 15 años, nunca he sido de llevar pantalón corto ni faldas cortas, pero en julio me dije que ya estaba bien, que son cómodos, hace calor y punto. Así que eché mano de un patrón de pantalones que sabía que más o menos me quedaría bien, los Thurlow de Sewaholic (cómo no) que ya he cosido en largo en tela de vestir y en pana.

20170806_115617
En Bryce Canyon (Utah), con una camiseta Ottobre y los pantalones.

Los cosí en lino para que fueran muy frescos y todo fue bien hasta que llegué a la cinturilla y me di cuenta de que la había cosido al revés… ¿Veis la parte que acaba en punta? Debería quedar dentro, tapada por la otra, pero era demasiado tarde… Me negué a descoser toda la cinturilla y pensé que, total, nadie iba a verlo… Nadie salvo yo, claro, pero es verdad que lo ignoro bastante. La realidad costurera es que sieeeempre cometemos pifias.

Thurlow shorts grises (5)
¡Vaya, vaya, una pifia como una catedral!
Thurlow shorts grises (38)
Esta es mi forma de participar en #enagostoretaleo, rateando retales en cualquier parte no visible.

El resultado son unos pantalones cómodos, frescos y lo bastante anchos y largos como para no hacerme pasarlo mal. Prescindí de los bolsillos traseros, por cierto, porque me parecen incómodos.

DSC_0323

Como me sobró tela y quería hacerme un sombrero para el viaje, ya que íbamos a pasar por bastantes desiertos y zonas de mucho calor, me cosí uno reversible a juego también con otros pantalones que enseñaré otro día. Más conjuntada, imposible.

DSC_0324
Mi sombrero con forma algo rara y yo en el Arches National Park.

El patrón del sombrero es una mezcla entre un tutorial de Melly Sews y un programa gratuito llamado Free Wild Things que descubrí que tenía descargado desde hacía meses y no recordaba… No tengo ni idea de cómo di con él, pero bueno, es un programa para hacer patrones de bolsos, gorras, sombreros y algún accesorio más. Me quedó algo raro, con la forma de la cabeza con un bulto… En fin, lo llevé todo el mes pero lo dejé allí de recuerdo, para qué vamos a engañarnos.

¡Qué ganas de que empiece el curso y la rutina de costura otra vez! Gracias por llegar hasta aquí.

20170809_145556
Capitol Reef National Park

Reciclar o desterrar

Hoy vuelvo a asomar la cabeza por Rums después de un par de semanas. Sigo cosiendo, pero quiero esperar a estrenar las prendas en vacaciones.

 

El vestido de hoy no es nuevo, pero sí que está “renovado” porque tal como era no me lo ponía nunca, ni para estar por casa. Se trata del modelo F del Stylish Dress Book. Lo enseñé hace tiempo en esta entrada. Las mangas no me convencían nada y tampoco el corte, tan ancho.

El otro día, decidí darle una segunda vida. Primero intenté que entrara en un patrón de blusa y en otro de pantalones cortos, pero no había manera. Así que decidí simplemente modificarlo un poco. Descosí las mangas, rebajé, puse un bies que tenía por casa y le añadí un cinturón polivalente (es el único que tengo así para vestidos…).

EFE de flores (6)

EFE de flores (4)

Al menos con este cambio ha salido ya una vez a la calle desde 2011… Y espero seguir usándolo, porque la tela me encanta y me daba mucha pena tenerlo en el armario muerto de aburrimiento.

EFE de flores (8)

¡Ha vuelto Elhombredela casa! Retomamos el proyecto bautizado por él como “sew and draw” (¿no es maravilloso el inglés, que hace que se pronuncien igual “sew” y “draw”? Lo mismo da decir “to sew” que “I saw”… yo creo que lo hacen adrede para que los extranjeros nos delatemos al instante).

EFE de flores
@jordi_frei

¡Felices vacaciones!

Vestido Mandarina

Vestido Mandarina (3)

Pensaba que no llegaría al RUMS de esta semana, pero aquí estoy. Trabajar en casa tiene una parte negativa, como es que te toque estar delante del ordenador traduciendo a las 23 h. Pero también la tiene positiva, como es que hoy no tuviera ningún encargo y, por tanto, he podido coser el vestido que había cortado ayer.

Sigo intentando patronar a mi medida y ver si poco a poco soy capaz de que queden bien las prendas. Esta vez quise probar con un vestido muy sencillo, a partir del patrón base que ya puse a prueba con la blusa del otro día.

Aquí el “diseño” con mis capacidades de dibujo de 2º de primaria y mi caligrafía de persona que no escribe a mano ni cada año bisiesto:

Vestido Mandarina (9)
Los bolsillos se cayeron del proyecto.

Hacía más de un año que había comprado una viscosa naranja en Cal Joan, cuyo proyecto asignado olvidé por completo creo que incluso antes de que me llegara la tela a casa… La verdad es que no tengo ni idea de lo que había previsto. Total, que me venía perfecta para probar este patrón y además era otra excusa para usar telas que ya tengo y no comprar nada.

Vestido Mandarina (26)

La “gracia” del vestido es el fruncido en los hombros con el pequeño panel y que queda ajustado a la cintura natural con una goma elástica de medio centímetro de ancho. No tiene ningún misterio. Lleva pinzas de busto y en el cuello trasero, vistas, todos los bordes remallados (¡por fin he estrenado los conos naranjas que me tocaron en el sewing camp, gracias!) y dobladillo invisible A MANO.

Vestido Mandarina (32)

Hoy hace un viento del carajo, así que las fotos en la azotea no han pasado el corte y he tenido que recurrir a mi querido patio, con cuerdas de tender la ropa y cajón del gato incluidos… Me falta mucho para llegar al nivel de bloguera-costurera-experta-en-localizaciones-y-attrezzo que se ve por la blogosfera 🙂

¡Esta noche lo estreno, yo creo que es cómodo!

Vestido Mandarina (34)
El miedo a que mis vecinas adolescentes me pillaran haciéndome fotos a mí misma era grande.

Blumengrüße aus dem Paradies

La entrada de hoy de RUMS tiene ya más de un año de historia. Como conté en este post, mi grandísima amiga Montse (del blog Unamicamesijaesta) me envió un día por WhatsApp una foto para enseñarme una colección de telas preciosas de Hamburger Liebe. En ese mismo momento decidí que, cuando salieran a la venta, compraría también un metro para ella. Ya no sé cuándo le envié el paquete, pero hasta ahora no habíamos podido hacer costura conjunta. Quedamos en que cada una cosería algo a su aire con una de las telas de la colección.

Bolso Travel (11)

Yo me decidí por el bolso Travel del libro Costura Creativa de Jan et Jul. Ahora suelo llevar mochila, pero si voy sola no me hace falta nada tan grande y hacía tiempo que necesitaba un bolso de tamaño normal/pequeño. Me caben una botella de medio litro de agua, la cartera, el móvil y poco más. En el interior puse un bolsillo de dos compartimentos al que olvidé hacerle fotos.

Bolso Travel (1)

Tal y como hizo Carol, opté por ponerle detrás un bolsillo normal, con cremallera, en lugar del transparente que sugieren para llevar el mapa (no me parece que sea un bolso para viajar, sino para el día a día más bien). La solapa delantera la cerré con botones de imán porque no soy demasiado amiga de los snaps, y menos en un bolso que abres y cierras incontables veces.

Bolso Travel (12)

El orillo de las telas de Hamburger Liebe me tiene enamorada y lo quise aprovechar. Lo corté con las tijeras de zigzag y lo cosí a mano (espero que aguante).

Bolso Travel (13)

Y aquí tenéis la puesta de largo, en un escenario inmejorable: Zúrich en un día soleado, con el río Limmat y los cisnes al fondo. No os olvidéis de visitar la entrada de Montse, que se ha cosido un vestido precioso y muy suyo.

20170617_133704