Darling Ranges

Hoy, de la mano de las Malas costureras, inauguramos nuestra nueva iniciativa: MIMI, mi miércoles, donde enlazaremos semanalmente nuestras costuras. A partir de ahora, los miércoles serán los nuevos jueves 😉

mimi
Elisa (Ralet ralet) y su pareja, Jairo, diseñaron todos los logos. ¿A que son unos artistas?

Mi entrada de hoy viene con historia y se remonta a una costura del verano de 2016. El post completo está aquí pero, para quien no lo quiera leer, resumiré diciendo que hace más de un año cosí a toda prisa un vestido para regalárselo a mi madre, se lo envié lo más urgente posible (y lo más caro también) para que le llegara antes de que se fuera de viaje a Estados Unidos y tan solo le pedí a cambio que se hiciera una foto con el vestido puesto en algún lugar bonito, para poder hacer la entrada en el blog. Y me envió una foto con el vestido puesto delante de la puerta de la habitación del hotel de Las Vegas. Tal cual. En el interior de una habitación. De Las Vegas, eso sí, para que no se diga.

Darling Ranges
Ilustración de @jordi_frei, otro que se queda hasta las tantas para preparar el MIMI 😉

Bueno, pues, en julio me enamoré del patrón Darling Ranges de Megan Nielsen y no pude evitar comprarlo en CoserCosas junto con una tela preciosa de gasa de Atelier Brunette (me encantan las telas de esta diseñadora, pero este tipo de caprichos no me los puedo dar cada mes ni mucho menos). Y de repente me entró un ansia enorme por terminarlo antes de salir de viaje y llevármelo, aunque en su mayoría íbamos a estar de cámping y por la montaña/desierto.

Darling Ranges (31)

El patrón en sí no es difícil, tan solo me resultó complicado entender en las instrucciones en papel cómo se cosía la vista del cuello y la botonera, pero encontré un paso a paso en el blog de Megan Nielsen que me lo aclaró perfectamente. El resto no tiene misterio y esta gasa se cose a gusto: bolsillos, falda fruncida, manga corta… Cuando ya solo queda hacer los ojales es cuando respiras hondo, haces 25 pruebas y te lanzas. Y sale bien 🙂

Sé que hay costureras que le tienen miedo a la tela plana, pero si no es de esas babosas imposibles de coser, a mí siempre me resulta más fácil coser tela plana que elástica.

Y ahora viene mi “venganza”: lo llevé todo lo que pude (es decir, tres días de casi un mes) y Elhombredelacasa acabó harto de hacerme fotos en cada escenario (exterior, por supuesto)…

Darling Ranges (13)

Darling Ranges (27)
En Las Vegas, el lugar que no debería existir.

Darling Ranges (8)

Darling Ranges (7)
En el Dead Horse Point State Park, viendo el río Colorado.

…pero si no hubiera sido pesada, ¿cómo habría enamorado a mi dinosaurio en Moab?

Darling Ranges (6)