Veste Rocha LMV

Veste Rocha
Ilustración de @jordi_frei

Hacía dos semanas que no me pasaba por MIMI porque coser esta chaqueta me ha llevado su tiempo. Hace justo un año que hice la primera versión, de prueba. Desde entonces, me había quedado con las ganas de volver a coser la Veste Rocha de La Maison Victor (sept./oct. 2016). ¡Y estoy encantada con el resultado! Gracias a la prueba, esta vez pude cortar directamente con las modificaciones y me ahorré un paso.

Veste Rocha (4)
Cuando el fotógrafo no te avisa de que tienes el cuello mal puesto…

Veste Rocha (2)

Buscaba tela acolchada o guateada como la del modelo de la revista, pero no encontraba, hasta que hace unas semanas di con lo que quería en Contelaypunto. Tengo que decir que la tela viene con una marca que parece deshilachado a unos 5 cm de uno de los orillos. Es una  línea recta. Pensé que era un defecto, pero Laura me explicó que viene así de fábrica. Intenté evitar utilizar esa parte, lo cual fue imposible porque en realidad me faltaba tela. El “defecto” queda un poco oculto en la manga derecha (en la foto no se ve muy bien, hay que ampliarla).

Veste Rocha (37)

En cuanto empecé a coserla me di cuenta de que sería difícil de trabajar. El grosor complica el tema cuando hay más de una capa, pero lo más difícil es que, si te toca descoser, la tela se deshace. Quedan agujeros y sin querer sacas todo el guateado de dentro. Así que más vale acertar a la primera. Stephanie (Doctora Botones) me aconsejó también por IG hacer costuras dobles porque se descose fácil. De momento no he tenido problemas, pero con el calor que hace solo la he llevado un día.

La chaqueta lleva corte princesa y aprovecha la costura de los costadillos para poner bolsillos con tapeta. Me encantan, y esta vez me han quedado mejor que la anterior porque me di cuenta de que en las instrucciones se habían olvidado un pequeño detalle que marca la diferencia.

Por dentro lleva las vistas sudadera negra, porque no me llegaba la terracota, y una tela preciosa que compré en su día para mi madre y no le gustó. Las mangas llevan tela de forro porque me gusta mucho deslizar el brazo por ese tejido tan suave. Por cierto, para coser el forro de la manga a la tela exterior, las instrucciones son confusas y ya no encontré el vídeo que tenían en la web de LMV. Así que este tutorial de Tasia (cómo no) me sacó de dudas.

En fin, que no me enrollo más. A pesar de los problemillas, de que la cremallera me dio por saco y no ha terminado de quedar bien, y de que veo que la chaqueta se tuerce hacia la derecha y no entiendo por qué… ¡me gusta mucho! Es calentita y da gusto tocarla.

Veste Rocha (22)

Lo que más me gusta, creo, es repetir patrones para aprender de los errores y mejorar las técnicas. Y tú, ¿eres de las que repite o prefiere siempre probar un patrón nuevo?

Anuncios

Veste Rocha en sudadera

¡Hola, rumseras! En la entrada de hoy estreno la revista La Maison Victor (septiembre/octubre 2016). Después de ver un par de entradas de Vanähsa, me convencí para comprarle un número a Wendy. Y fue un acierto, porque el diseño enamora y está todo muy cuidado. Para cada patrón vienen numerosas fotos que te permiten hacerte una idea real del modelo. Además, el paso a paso es muy ilustrativo. ¿Qué más se puede pedir?

veste-rocha-15

Elegí la chaqueta Rocha porque quería aprender técnicas nuevas y, sobre todo, porque no quería comprar material para probar la primera vez.

Tenía por el costurero una cremallera de chaqueta verde fosforito de un saco de dormir de bebé que ya había descosido hacía tiempo… así que empecé por ahí a pensar qué hacer. También tenía tela de sudadera negra, puño verde y tela de forro suficiente… pues blanco y en botella, leche.

El negro se deja fotografiar muy, pero que muy mal. La chaqueta Rocha va toda forrada,tiene bolsillos (¿cómo se llama este tipo de bolsillo?) y corte princesa que llega a la sisa, pero no es entallada.

Lo primero que quise probar fueron las técnicas de Momita para endurecer telas escurridizas como la del forro. Primero probé la maizena. Nada. Puse más maizena. Alguna zona de la tela sí quedó tiesa, pero no fue uniforme. Después probé la gelatina (la cantidad que tenía en casa) y no mejoró nada. Así que a cortar como siempre y andando. Lo seguiré intentando con otras telas puñeteras (gracias por las ideas, Momita).

La cosí toda y, casi acabada, la llevé al sewing camp. Se la enseñé a Marta y a Sara, admitiendo que me había quedado grande y que no había cosido bien el forro a las mangas porque no entendía las instrucciones… Bueno, pues, ya en casa, decidí que no podía ser, y descosí por donde había que descoser, HILVANÉ, probé, decidí, quité 1.5 cm de cada hombro y manga, acorté 4 cm las mangas, encontré esta sección de vídeos de La Maison Victor, aprendí a coser el forro a la manga, y a lucir chaqueta 🙂

veste-rocha-13
En mi ropa nunca faltan los pelos de gato y demás pelusilla, apreciables siempre con la cámara.
veste-rocha-16
Esta vez, Anna no me puede decir que adora mi balcón 🙂

RUMS.