Chimney Collar: tutorial

DSC_0386

Por fin he sacado tiempo para preparar el tutorial que os avancé al enseñar mi chaqueta Chimney Collar de la Ottobre 5/2018. Advierto de que no es exactamente así como proponen coser la chaqueta en la revista, pero es el método que utilicé yo (porque tampoco lo sé hacer de otra manera). No pretendo explicar el montaje desde el principio, sino a partir del paso “Unión del exterior y el forro”, que es lo que me parece más complicado y confuso sin imágenes. Tampoco es un tutorial pensado para muy novatas; doy por sentados ciertos conocimientos y no indico todo al detalle.

Antes de nada, en este magnífico tutorial de Closet Case Patterns tenéis cómo unir el forro con el exterior del Clare Coat, y con ese y otros es como aprendí yo.

Vamos a ello:

Si has seguido toda la explicación de la revista, tendrás montados el interior y el exterior de la chaqueta, por separado. Un par de advertencias:
1- En el paso “Cuello exterior”, no entendí ni encontré por ningún lado los puntos marcados con una A que indican las instrucciones. Simplemente, ignoré este punto.
2- Recomiendo, para usar el método que voy a explicar, saltarse el paso de coser el dobladillo en el bajo del forro y dejarlo tal cual está, sin doblar nada.
3- Al unir las vistas al forro, dejad también 3 o 4 cm abajo del todo, donde empieza el dobladillo, sin coser.
4- Si vuestra tela exterior se deshilacha, como era mi caso, sobrehilad el bajo exterior trasero.

Cremallera: Ponemos el lado de la cremallera que corresponda en uno de los lados del exterior, boca abajo, con los dientes apuntando hacia la manga. La cremallera terminará al borde del cuello. Sujetamos con alfileres y cosemos la cremallera al exterior.

DSC_0291

Cogemos el otro lado de la cremallera y la cerramos, para así poder prenderla con alfileres exactamente donde tiene que ir en el otro lado de la chaqueta. Yo soy una temeraria y en la foto siguiente veréis que lo hice todo con alfileres, sin coser uno de los lados primero. Pero me tocó descoser, así que no os lo recomiendo.

DSC_0298

Abrimos la cremallera y cosemos también este lado al exterior. Ahora cerramos la chaqueta para comprobar que queda alineada la costura del cuello, sobre todo. ¿No? Pues toca repetir, hasta que cuadre… Aquí veis mi primer intento, donde la costura del cuello no está bien casada con el otro lado.

DSC_0305

Y aquí, ya quedó bien:

DSC_0333

Planchamos bien la costura que acabamos de hacer para la cremallera.

Unión del exterior y el forro: En este paso, nos va a quedar unido el forro con el exterior por todo el contorno, salvo por la parte del bajo (excepto las vistas que llegan al bajo, que sí las unimos al exterior). Una vez que tenemos la cremallera bien cosida al exterior, con todo alineado, ponemos el forro encima, derecho con derecho, y prendemos todo con alfileres, desde el cuello hasta el bajo, dando toda la vuelta.

DSC_0313

Cosemos desde donde acaba la vista del forro (en mi caso, es de sarga también y está entretelada), con el margen de costura que hayamos dejado para el dobladillo del bajo, haciendo esquina, subiendo por la cremallera (ahora ya con el margen habitual o el que os permita la cremallera), pasando por todo el contorno del cuello y volviendo a bajar hasta el otro lado, hasta fijar la vista del forro al exterior (en esta parte, usando el margen para el dobladillo).

Consejo: las esquinas quedan mejor si, a falta de una puntada para hacer el ángulo de 90º, giramos la prenda para hacer la puntada en diagonal, y luego ya la giramos del todo para seguir cosiendo hacia el lado correspondiente.

DSC_0315

Cortamos las esquinas, lo más cerca posible de la costura, y rebajamos el margen de costura también hasta unos 5mm.

Mangas: Ahora viene la parte más entretenida… Yo soy la reina en esto: las coso mal bastantes más veces que bien. Pero no es nada que nuestro amigo el descosedor no resuelva.

Lo primero que vamos a hacer es darle la vuelta a la chaqueta para tenerla del derecho, ya bien mona con la cremallera y el forro bien puestos. En principio, si hemos seguido las instrucciones de la revista, tendremos marcados con la plancha los dobladillos de las mangas. Metemos las mangas del forro por las del exterior, tal como deberían quedar, y las prendemos con alfileres. Es importante fijarse en cuadrar bien las costuras del forro con las del exterior, para que no cosamos el forro girado por dentro. Es decir, fíjate en que la costura del delantero esté fijada con alfileres a la misma costura del forro, y así con todas.

DSC_0323DSC_0327

Desde el hueco que tenemos en el bajo sin coser, metemos la mano para sacar del revés las mangas.

Hemos hecho esto para entender bien, desde el revés, cómo deben quedar cosidas las mangas. Ahora lo que tenemos que hacer es ir quitando los alfileres que habíamos puesto, para prenderlos por este lado, pero sin cambiar nada más, respetando la posición de las telas que nos habíamos marcado.

DSC_0330

Ya podemos coser todo el contorno de la manga.

DSC_0331

Si no la hemos liado, sacamos las mangas por el derecho ¡y tenemos mangas forradas!

DSC_0332
Sí, es cierto, se ve que no cosí por donde marqué con la plancha. Es porque vi las mangas muy cortas y preferí usar 1 cm de margen. Aun así, me vienen cortas.

Ahora hay que planchar bien y hacer un pespunte visto por el exterior de la manga (largo 3.5 o como te guste), sin pillar el forro (bueno, si lo pillas un poco tampoco va a pasar nada y nadie lo verá).

DSC_0339

¡Venga, que ya casi lo hemos conseguido! Ya solo nos falta cerrar el bajo y coser un pespunte por toda la chaqueta. Poco, ¿no?

Con la chaqueta del derecho, hay que asegurarse de que todas las esquinas están bien sacadas y planchar toda la prenda muy bien. Si toca rebajar alguna esquina, sobre todo en la parte del cuello y la cremallera, se hace.

Como yo improvisé sobre la marcha, en las fotos se ven algunos detalles que NO tenéis que hacer. En este punto es cuando me di cuenta de que no tenía que haber planchado el dobladillo del forro y que debería haber dejado sin coser unos centímetros también de la vista del forro al forro mismo desde abajo. Descosí y “desplanché”. También se ve que sobrehilé el bajo del exterior y de las vistas.

DSC_0334

Marcamos con la plancha el dobladillo de la tela exterior, y metemos el forro dentro. Prendemos con alfileres. Así, que me explico fatal:

DSC_0342

Y cuando ya tengamos esto, cosemos un pespunte visto con un largo de 3.5 o así para que quede cerrado y seguimos cosiendo por todo el contorno de la chaqueta. Mucho cuidado al llegar a la altura de los bolsillos: sacad el saco lo máximo que podáis para no coserlo sin daros cuenta. En el bajo, obviamente hay que usar el margen que hayamos dado para el dobladillo y, en el resto, 1 cm o como os guste.

IMG_20181112_105246

IMG_20181112_105235

Ya solo nos queda cerrar a mano el huequito que habrá quedado entre la vista y la tela de forro:

DSC_0343

¡Y a lucir chaqueta! Espero que os hayan servido mis explicaciones y fotos. Si tenéis dudas, trataré de resolverlas en los comentarios. Si detectáis errores, hacédmelo saber y los corregiré.

DSC_0390

 

 

 

 

Anuncios

Chaqueta Chimney Collar, de Ottobre

 

DSC_0397

La publicidad que hacen las tiendas de telas en Instagram funciona conmigo. Es así. Yo no pensaba comprar ninguna Ottobre Woman más, porque tenía dos o tres ejemplares y no me convencían. Pero llegó La Inglesita y publicó las sargas que tenía en Telaria para confeccionar la chaqueta Chimney Collar de la Ottobre 5/2018… Y ya está, le compré la revista y la sarga de Robert Kaufman. La tela de algodón para el forro la encontré en Ribes y Casals, excepto la de las mangas, donde usé tela de forro clásica (poliéster suave) que tenía por casa para que fuera más fácil de poner y quitar.

DSC_0345
Aquí se puede ver el interior, con telas distintas para el cuerpo y la manga.
DSC_0328
Cuando vi que las costuras del cuello no casaban, intenté convencerme de que no pasaba nada, pero al final descosí todo.

Cuando fui a calcar el patrón, comparé con una chaqueta que tengo y me queda perfecta porque tenía miedo de que me fuera como un saco de patatas, como me suele pasar con los patrones de Ottobre para mujer. Y menos mal, porque, aunque por medidas debería coser la 40/42, tuve que calcar la 34. ¡¡¡La 34, yo, con 90-74-102!!!

Medí todo bien para asegurarme de que no me estaba equivocando, y ensanché las mangas en la parte de arriba porque una ya sabe que no tiene brazos de sílfide (hay muchos tutoriales, pongo este como ejemplo). También las alargué un par de centímetros porque me parecían cortas.

DSC_0344

La confección es laboriosa porque la prenda lleva pinzas de pecho y hombros, una vista en la espalda, entretela en ciertas partes y bolsillos de tapeta (que me quedaron pse pse, pero no supe arreglarlos más) y porque todas las chaquetas o abrigos forrados y con cremallera dan trabajo. Y lo que me gusta a mí coserlos…

No había usado nunca sarga y se cose muy bien. No da ningún tipo de trabajo.

El problema, para mí, es que cuando un patrón es complejo, necesito imágenes en las instrucciones. En este modelo te remiten a la web de Ottobre para coser el bolsillo, y la ilustración viene muy bien. Para el resto, hay un texto larguísimo, excelentemente traducido por Marta Fushu Fana, pero imposible de entender para gente visual como yo a partir del punto donde hay que montar el exterior con el interior.

DSC_0399

Como ya he cosido otras chaquetas similares, como la Roche uno y dos y la Minoru, además del abrigo Clare Coat, pude pasar de las instrucciones y salir airosa, aunque no sé si había que coserla así o no. Fui haciendo fotos pensando en escribir un tutorial para las que lo necesiten, pero de momento no he tenido tiempo. ¿Os interesa? (Aquí lo tenéis).

DSC_0386

El resultado de la chaqueta me encanta, aunque los bolsillos están muy altos para mi gusto y reventé la costura central trasera al coger a mi hija en brazos… digamos que en vez de hacer un pliegue de 20 cm tendría que haberlo hecho de 15, supongo que por haber escogido la talla 34. No pasa nada, la arreglé a mano y ya está. Por lo demás, me viene bien, aunque las mangas son algo cortas. ¡La pienso usar mucho este otoño, y los que vengan!

DSC_0411

Enlazo con Mimi y Fans de Ottobre.

Una chaqueta formal

Chaqueta El Corte Inglés (4)

Hoy participo en Mimi con una prenda que me pega entre poco y nada, pero que necesito últimamente. Este año por fin he empezado a salir de mi cueva traductoril (AKA mi casa) y estoy viajando para hacer interpretaciones simultáneas. No es lo mismo trabajar sin que te vea nadie, que asistir a reuniones “importantes” donde todo el mundo va en traje… No puede llegar la intérprete con vaqueros y una blusita, sin más (en un mundo ideal, debería poder ser así, pero ya sabemos que este no es un mundo ni mucho menos ideal).

Aprovechando, además, una limpieza que hice al armario de telas, encontré una que había comprado hace unos dos años y nunca había cosido porque en realidad no me pegaba. Bueno, pues decidí que la usaría para probar una chaqueta que tampoco me pega, pero que usaré para el trabajo. También tenía tela de forro guardada desde 2011, creo… Y una revista Patrones (n.º 331) que nunca había usado para nada. Así que ha sido una costura de aprovechamiento de material total.

Se trata de una chaqueta abierta y forrada, con corte princesa en delantero y trasero y mangas sastre. La original lleva pelito y lentejuelas, pero si me la llego a coser así no me la pongo en la vida y ya no coso nada que no tenga una finalidad clara.

Chaqueta El Corte Inglés Patrones (8)

Sé que las revistas de patrones no pretenden enseñar de cero a coser, pero me parece increíble que todas las instrucciones que dan aquí para forrar la chaqueta sean: “Forrar prenda”. ¡Y se quedan tan panchos! Eso desmoraliza a cualquiera que no haya cosido antes una chaqueta… Menos mal que no era mi caso y además pude echar mano de las instrucciones de la Veste Rocha de la fantástica Maison Victor, que no escatima en ilustraciones ni aclaraciones.

Chaqueta El Corte Inglés Patrones (16)

Chaqueta El Corte Inglés Patrones (12)

Lo interesante de este tipo de corte es hacer que coincidan las costuras de los costadillos y de la manga sastre en la espalda. Me tocó descoser, pero vale la pena porque el fallo canta a la legua.

Chaqueta El Corte Inglés Patrones (7)

Es corta, para mi gusto, pero cómoda. Y, como en Centroeuropa saben poco lo que es el calor, seguro que me la pongo bastante en los viajes.

Chaqueta El Corte Inglés Patrones (18)

Mini Hazel para mi sobrina

Hoy en Menuda inspiración os enseño la chaqueta que le cosí a mi sobrina para su cumpleaños. Creo que fue hace tres años cuando decidí regalarle algo cosido por mí y, desde entonces, lo hago cada año con mis cuatro sobrinas. A las que saben hablar les pregunto qué quieren y ellas deciden el tipo de prenda. Es siempre un poco arriesgado porque coso a distancia, con las medidas que me pasa mi cuñada por WhatsApp.

MiniHazel Nora (3)

¿Os acordáis de la Hazel, que el año pasado inundó Rums? (Patrón gratuito aquí). A mí no me terminó de gustar el estampado que había elegido y hace un par de meses le pregunté a mi cuñada si se la quería quedar. La ha llevado mucho. Su hija quedó enamorada del tacto de la coralina interior y me dijo que quería exactamente la misma chaqueta e igual de suave por dentro. Le pasé este enlace de Tejidos Pulido y ella eligió también el estampado.

MiniHazel Nora (8.1)

Partiendo de la base del patrón de la chaqueta Dark Days de Ottobre saqué el de la mini Hazel adaptada a la talla de Nora, que tiene 8 años. Las que cosisteis la Hazel ya sabéis que no es nada difícil.

MiniHazel Nora (10)

MiniHazel Nora (4)

Como la unión del cuello con los hombros me quedó medio mal en este punto, le planté una etiqueta “Handmade” (regalo de Hilos y más en el sewing camp, ¡gracias!).

MiniHazel Nora (11)

Sobrina contenta y tía también 🙂

Veste Rocha LMV

Veste Rocha
Ilustración de @jordi_frei

Hacía dos semanas que no me pasaba por MIMI porque coser esta chaqueta me ha llevado su tiempo. Hace justo un año que hice la primera versión, de prueba. Desde entonces, me había quedado con las ganas de volver a coser la Veste Rocha de La Maison Victor (sept./oct. 2016). ¡Y estoy encantada con el resultado! Gracias a la prueba, esta vez pude cortar directamente con las modificaciones y me ahorré un paso.

Veste Rocha (4)
Cuando el fotógrafo no te avisa de que tienes el cuello mal puesto…

Veste Rocha (2)

Buscaba tela acolchada o guateada como la del modelo de la revista, pero no encontraba, hasta que hace unas semanas di con lo que quería en Contelaypunto. Tengo que decir que la tela viene con una marca que parece deshilachado a unos 5 cm de uno de los orillos. Es una  línea recta. Pensé que era un defecto, pero Laura me explicó que viene así de fábrica. Intenté evitar utilizar esa parte, lo cual fue imposible porque en realidad me faltaba tela. El “defecto” queda un poco oculto en la manga derecha (en la foto no se ve muy bien, hay que ampliarla).

Veste Rocha (37)

En cuanto empecé a coserla me di cuenta de que sería difícil de trabajar. El grosor complica el tema cuando hay más de una capa, pero lo más difícil es que, si te toca descoser, la tela se deshace. Quedan agujeros y sin querer sacas todo el guateado de dentro. Así que más vale acertar a la primera. Stephanie (Doctora Botones) me aconsejó también por IG hacer costuras dobles porque se descose fácil. De momento no he tenido problemas, pero con el calor que hace solo la he llevado un día.

La chaqueta lleva corte princesa y aprovecha la costura de los costadillos para poner bolsillos con tapeta. Me encantan, y esta vez me han quedado mejor que la anterior porque me di cuenta de que en las instrucciones se habían olvidado un pequeño detalle que marca la diferencia.

Por dentro lleva las vistas sudadera negra, porque no me llegaba la terracota, y una tela preciosa que compré en su día para mi madre y no le gustó. Las mangas llevan tela de forro porque me gusta mucho deslizar el brazo por ese tejido tan suave. Por cierto, para coser el forro de la manga a la tela exterior, las instrucciones son confusas y ya no encontré el vídeo que tenían en la web de LMV. Así que este tutorial de Tasia (cómo no) me sacó de dudas.

En fin, que no me enrollo más. A pesar de los problemillas, de que la cremallera me dio por saco y no ha terminado de quedar bien, y de que veo que la chaqueta se tuerce hacia la derecha y no entiendo por qué… ¡me gusta mucho! Es calentita y da gusto tocarla.

Veste Rocha (22)

Lo que más me gusta, creo, es repetir patrones para aprender de los errores y mejorar las técnicas. Y tú, ¿eres de las que repite o prefiere siempre probar un patrón nuevo?

Lagarto, lagarto

minoru-dibuix
Ilustración de jordi_frei

Hoy es uno de esos días en los que vengo de subidón porque la prenda que he cosido me encanta y me hace sentir orgullosa y contenta. Es ponérmela y salir feliz a la calle. Se trata de la chaqueta Minoru de Sewaholic, que compré en CoserCosas una vez que estaba de oferta. No es un patrón nuevo y nunca me había planteado coserlo, pero llevaba tiempo queriendo coserme una chaqueta y, cuando vi la Minoru rebajada, no pude resistirme.

minoru-2minoru-4

La he hecho con loneta color berenjena de Cal Joan y punto roma gordito de La Casa del Retall. En las mangas, he puesto tela de forro que tenía por casa, por dos motivos: no me quedaba punto roma y me gusta que las mangas resbalen para usar la chaqueta con jerséis gruesos de invierno. Creo que fue un error elegir una tela ligeramente elástica para el interior, porque se fue estirando y me han quedado algunas arrugas. Nada grave, pero molesta verlas.

Algunas notas de confección:
– Tasia hizo un coseconmigo espectacular de esta chaqueta. Creo que son 35 entradas con todo tipo de detalles para que lo bordes.
– He acortado la manga 1.5 cm, porque me parecía demasiado larga y me gusta el resultado. – He añadido bolsillos laterales porque no concibo una chaqueta sin ellos, aunque la Minoru tiene dos bolsillos interiores. Me gusta tener un sitio donde poner las manos cuando hace frío.
– Para que se viera el forro, corté y cosí una pieza de forro a la pieza interior de loneta del cuello. De esta manera, si el cuello no está totalmente cerrado y estirado hacia arriba, se ve el estampado.

minoru-2-3

– Tal vez la loneta fuera demasiado gruesa para los frunces del cuello. Han quedado pasables, pero no bien.

minoru-2-10

– El patrón del puño no se ajusta a la goma elástica de 5 cm y a su vez al margen de costura de 1.5 cm. O sea que o utilizamos un margen más estrecho o compramos una goma de 4 cm. En todo caso, es la segunda vez que utilizo el método que indica Tasia para unir el forro a la manga y me encanta el resultado, aunque durante el proceso parezca que la vas a liar.

Todavía me quedaba un retal mínimo de la tela de lagarto de Equino y no me pude resistir. Forré un par de botones, dibujé un largarto más grande, lo pegué con heat-and-bond y a disfrutar.

minoru-6

Aquí una imagen del interior, donde se aprecian los dos bolsillos “secretos” (se cierran con velcro, fui vaga, no cambié el hilo y ahí tenéis los dos cuadrados del velcro cosidos con hilo negro, bien visible):

minoru-12

minoru-7

¿Qué aparece por aquí? ¡He aprendido a tejer y estoy contentísima con esta nueva afición! Me pedí para Reyes un kit con agujas del 15 y me hice este cuello de lana con punto bobo. No tiene ningún misterio, pero me costó pillarle el truco. En cuanto di con él, ya solo fue tejer y tejer. En realidad tenía que ser cerrado, pero quedaba muy ancho y yo no lo llevo de decoración, a mí me gusta que me abrigue, así que lo abrí de nuevo y le puse un botón (me vino bien haber tejido con agujas del 15 porque así no hay que hacer ojales).

minoru-14

Enlazo en Rums y me voy a ver vuestras obras de arte.

Aquí podéis ver la ilustración.

Veste Rocha en sudadera

¡Hola, rumseras! En la entrada de hoy estreno la revista La Maison Victor (septiembre/octubre 2016). Después de ver un par de entradas de Vanähsa, me convencí para comprarle un número a Wendy. Y fue un acierto, porque el diseño enamora y está todo muy cuidado. Para cada patrón vienen numerosas fotos que te permiten hacerte una idea real del modelo. Además, el paso a paso es muy ilustrativo. ¿Qué más se puede pedir?

veste-rocha-15

Elegí la chaqueta Rocha porque quería aprender técnicas nuevas y, sobre todo, porque no quería comprar material para probar la primera vez.

Tenía por el costurero una cremallera de chaqueta verde fosforito de un saco de dormir de bebé que ya había descosido hacía tiempo… así que empecé por ahí a pensar qué hacer. También tenía tela de sudadera negra, puño verde y tela de forro suficiente… pues blanco y en botella, leche.

El negro se deja fotografiar muy, pero que muy mal. La chaqueta Rocha va toda forrada,tiene bolsillos (¿cómo se llama este tipo de bolsillo?) y corte princesa que llega a la sisa, pero no es entallada.

Lo primero que quise probar fueron las técnicas de Momita para endurecer telas escurridizas como la del forro. Primero probé la maizena. Nada. Puse más maizena. Alguna zona de la tela sí quedó tiesa, pero no fue uniforme. Después probé la gelatina (la cantidad que tenía en casa) y no mejoró nada. Así que a cortar como siempre y andando. Lo seguiré intentando con otras telas puñeteras (gracias por las ideas, Momita).

La cosí toda y, casi acabada, la llevé al sewing camp. Se la enseñé a Marta y a Sara, admitiendo que me había quedado grande y que no había cosido bien el forro a las mangas porque no entendía las instrucciones… Bueno, pues, ya en casa, decidí que no podía ser, y descosí por donde había que descoser, HILVANÉ, probé, decidí, quité 1.5 cm de cada hombro y manga, acorté 4 cm las mangas, encontré esta sección de vídeos de La Maison Victor, aprendí a coser el forro a la manga, y a lucir chaqueta 🙂

veste-rocha-13
En mi ropa nunca faltan los pelos de gato y demás pelusilla, apreciables siempre con la cámara.
veste-rocha-16
Esta vez, Anna no me puede decir que adora mi balcón 🙂

RUMS.