Sillas como nuevas

Funda sillas Henriksdal (7)

Cuando, hace casi seis años, compramos las sillas Henriksdal de Ikea con fundas blancas, fue porque yo afirmé convencida que cosería otras con el color que decidiéramos más adelante y así nos ahorraríamos bastante dinero. Luego pasó lo habitual: no me motivaba nada la idea de sacar el patrón de la funda, las niñas manchaban un montón y el gato decidió que tres de estas sillas eran el lugar ideal donde afilarse las uñas. El resultado fue este, y no os creáis que no me da vergüenza publicar en internet que en mi casa teníamos varias sillas así (esta no era la peor…), pero más vergüenza me daba cuando venía gente a casa a comer:

Funda sillas Henriksdal (8)

Ni con lejía se iban las manchas, ni recuperaban color… Por no hablar de la espuma saliendo a borbotones gracias a la inestimable ayuda de Sushi. Pero a mí coser cosas para casa nunca me ha motivado nada… Yo creo que en la próxima visita a Ikea habría acabado comprando fundas nuevas, que valen unos 25 euros. 6 sillas x 25 = 150 euros.  ¡Son carísimas!

Pues resulta que curioseando por Instagram, vi que Elisa, de mamacosesola, había compartido gratis en 2017 el patrón de este modelo de silla. Ya no tenía excusa. Me lancé de cabeza, dispuesta a terminar con nuestras sillas-vertedero. Y no solo aproveché el patrón de Elisa, sino también la idea de no hacerlas todas iguales y de usar algún estampado. Nunca se me habría ocurrido a mí, la verdad…

 

Hice 4 en gris y 2 con cactus y, aunque dudaba de la elección por si era demasiado atrevida, ahora me encanta la combinación con los colores de la cocina. De hecho, las de cactus son mis preferidas 🙂

Funda sillas Henriksdal (6)
Aquí se ve que en la silla de cactus la funda no ha quedado perfecta y asoma lo blanco de debajo. Son gajes del oficio.

Cuando ya había terminado, Lamayor preguntó que por qué ellas no tenían algo más blando que la madera dura de la trona más conocida del mundo. Y tenía razón, porque el cojín lo dimos junto con el accesorio para bebés… Así que, manos a la obra, y como todo está hecho ya, encontré este tutorial con patrón gratuito para esta trona en concreto, y enseñé a Lapitufa y a Lamayor a coserse su cojín. Cada una escogió la loneta que quería. En vez de entretela gruesa, pusimos dos capas de forro polar. Tras una primera prueba, les pareció muy duro todavía, así que añadimos relleno de cojín (comprado allá por el 2010 y sin usar, qué grave).

Funda sillas Henriksdal (10)
Los estampados van en direcciones opuestas, ¡mecachis!
Funda sillas Henriksdal (11)
Aquí se sientan los sobrios de la familia

He calculado el coste de las seis fundas y, en total, he gastado 35 €. Las horas invertidas no cuentan, evidentemente. Creo que un ahorro de 115 € vale mucho la pena. ¡Gracias, Elisa!

Funda sillas Henriksdal (4)

Funda sillas Henriksdal (3)

Ahora ya estamos todas contentas y nos vamos a la fiesta de enlaces de Mimi.

Anuncios

14 comentarios en “Sillas como nuevas

  1. Te han quedado perfectas. Esa costura la tengo pendiente para mis sillas, que dan pena, y eso que no tengo que hacer el respaldo. Ahora me da vergüenza mirar mis sillas, pero me siento encima y ya no lo veo jajaja. Cuando me ponga a ello, necesitaré de este tuto tan requetebueno. Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s