Vestido Llíria floreado

Llíria Dress Julia (36)

Cuando era pequeña y los veranos se estiraban como el chicle, mi hermano y yo pasábamos casi un mes con Julia y Elvira, dos de nuestras primas de Mallorca, de nuestra misma edad. Eran días magníficos en los que nos arrugábamos como pasas en la piscina, corríamos por el jardín de Marratxí o La Canyada, veíamos pasar el tiempo, íbamos a la bolera, al cine o al minigolf, nos tragábamos películas malísimas de sobremesa, hablábamos toda la tarde como si fuéramos actrices de telenovela y, sobre todo, aprendíamos que el amor entre primos, si se alimenta, es un regalo de por vida.

Llíria Dress Julia (7)

Llíria Dress Julia (11)

En el verano previo a empezar 8º EGB, yo tenía bastante miedo porque me cambiaba de colegio, así que Julia me propuso que le escribiera una carta para contarle cómo me iba. Inauguramos una rutina que duró seis o siete años: nos enviábamos cartas mensuales de quince o veinte folios (¿habladoras, nosotras?) donde nos contábamos todo lo que nos pasaba. Si las releyéramos, podríamos trazar el camino hacia la adolescencia y la primera juventud de dos chicas que terminaron por irse solas a estudiar a Barcelona, una dos años antes que la otra.

20171213_092437

Llíria Dress Julia (39)

Hace tiempo que cambiamos las cartas por cenas en las que no existe el silencio. En realidad no nos haría falta hablar tanto porque nos entendemos sin decirnos nada. Julia es mi única familia en esta ciudad y le estoy agradecida por estar siempre ahí.

Llíria Dress Julia (50)

Por eso, y porque sí, le quise regalar un vestido cosido por mí. Le di a elegir varios patrones y escogió el Llíria Dress de Pauline Alice. Fuimos a comprar juntas la tela a Ribes i Casals y se decantó por esta viscosa floreada que le queda de cine. Claro que, con ese tipazo, cualquier cosa le hubiera quedado bien. Después me enteré de que están de moda estos estampados en negro con flores.

Llíria Dress Julia (34)

La tela tiene cierta elasticidad y temí que no fuera bien para este patrón, pero no pasó nada. Y qué decir del Llíria… Lo veo tan bonito con la cintura, las mangas y, sobre todo, los botones dispuestos así en curva… Se cose muy bien y todo cuadró sin problemas. Ella primero me pidió botones negros, pero la convencí para que tuvieran color porque si no, con tanto dibujo, no se iban a ver y son precisamente el rasgo más destacable del vestido.

Llíria Dress Julia (22)

Fotos hechas por su hermana Elvira, a quien no veo desde hace tres años y me encantaría achuchar.

Y aquí está la ilustración de @jordi_frei:

ginger

Anuncios

8 comentarios en “Vestido Llíria floreado

  1. Muero de amor. Por vestido y por el post, cuyo primer párrafo no podría ser más ajustado a la realidad.

    El patrón es precioso y el vestido de 10. Me lo he puesto 5 veces desde que me lo regalaste hace solo un mes, y siempre hay alguien que me dice “qué vestido tan bonito”. En cuanto me abroché la cintura entendí eso de la utilidad del botón interior que intentaste explicarme a mí, que tengo tanta pericia con la costura como un elefante bailando el limbo. El consejo de los botones de color no pudo ser más acertado. ¡Y por fin tengo un vestido donde no sobran metros de tela en el pecho! 🙂

    Qué suerte tengo. Y no sólo por el vestido.

    Me gusta

  2. Qué entrada taaaan bonita, Helena. Con lo nostálgica que estoy yo de familia ahora, me has llegado muy muy al corazón. Vivan los primos. Suerte de haberlos tenido cerca ni que fuera en verano, y suerte de coincidir en edades. ¡Vaya vestido bonito para celebrar tanto amor!❤️❤️❤️❤️

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s