Quiet Book: mi gran obra faraónica

Quienes me siguen por Instagram saben que llevo preparando el “quiet book” para Lamayor desde principios de junio. Era una idea que me rondaba desde que los descubrí, hará cosa de un año, y esta vez me lancé. Lamayor cumple 4 años este viernes y espero que le guste jugar y aprender con él. En agosto nos espera un viaje de 5h de coche que ojalá se hagan más cortas con la compañía del libro.

Empecé investigando por la red, hasta que di con las páginas Imagine Our Life y Jocelyn and Jason (the quiet book blog). De ellas saqué casi todas las ideas que finalmente plasmé en fieltro. En principio, solo pretendía hacer 3 o 4 páginas…

Quiet book (3)

Pero la cosa fue creciendo, me enamoré de una página que vi en algún sitio donde se puede lavar la ropa y tenderla, después se me ocurrió aprovechar los retales para hacer este ejercicio y, finalmente, me inspiré en uno de sus cuentos favoritos, La reina de los besos, que cogemos cada pocos meses de la biblioteca, para crear al personaje, su avioneta, el palacio de la reina de los juguetes y el de la reina de los cactus.

Os enseño página por página:

Quiet book (4)
No sabía si había que poner velcro a las piezas, pero en mi opinión era necesario.
Quiet book (5)
La página de La reina de los besos. La niña y el avión no van pegados, y el columpio tampoco.
Quiet book (6)
La maceta está abierta por arriba, para guardar las flores.
Quiet book (7)
Ha quedado regulín, pero espero que aprenda a atarse los zapatos.
Quiet book (8)
Esta es mi página favorita, sin duda alguna.
Quiet book (9)
Y esta, mi segunda página favorita.

El resultado es un libro grande y grueso, cuyas dimensiones podéis ver más o menos aquí:

Para coser las páginas, he seguido las indicaciones de Imagine Our Life. La idea es no coser todo junto, por si algún día (que no sé si llegará) quiero quitar algunas páginas y añadir otras diferentes. Así, se cosen las páginas dobles juntas, pero el resto, no. Después se ponen ojetes y se une todo con dos anillas tamaño grande que todavía no he conseguido encontrar en ningún sitio… pero si no las encuentro para el viernes, utilizaré un cordón.

Quería gastar lo mínimo posible y utilizar todo lo que tuviera por casa, así que aproveché el fieltro que ya tenía, los botones, hilos, ojetes… Apenas compré nada salvo fieltro. Y más fieltro. Y algo más de fieltro. Ah y las anillas en forma de D para la página de la abeja, más el cordón. Desde aquí agradezco su paciencia infinita a Elena y Rafa, de Eledelana Lanas La Marieta, porque son unos cracks y además me regalaron las pincitas con mariquitas de la página del tendedero.

¡Ahora solo falta darle el regalo y que le guste! Esta ha sido mi Menuda inspiración más faraónica y ahora pienso darme un merecido descanso. Me queda paciencia para coser la corona en fieltro y, después, no quiero saber nada más de este material en años. He dicho.

Anuncios

11 comentarios en “Quiet Book: mi gran obra faraónica

  1. Felicidades por el currazo H eres fenómena con la aguja a mano también!!! Las anillas esas que necesitas no las encuentras en una librería?? Yo las usaba de adolescente. Deseo enormemente que Lamayor lo use y lo valore, y si no, Lamenor (yo tengo algunos juegos de fieltro hechos y no siempre son un éxito 😣). Besos guapa

    Me gusta

    1. Muchas gracias, Mon. De momento nadie las tiene del tamaño que necesito, pero no me rindo.
      Yo también cosí verduras y frutas en fieltro y el éxito fue más que discreto… Veremos qué pasa con el libro. Besos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s