El post de Dubái

No sé ni cómo empezar a escribir esta entrada. Se trata de mi primera costura compartida, pero es mucho más que eso. Quien esté dispuesta a leer el rollo que voy a contar, ya puede empezar:

Mi amiguísima Montse y yo conmemoramos ahora que hace 10 años que terminamos la carrera de Traducción e Interpretación en la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona (¡ay, qué tiempos, cuando había que sortear a los trileros de la Rambla para llegar a la facultad!). Allí nos conocimos, allí tuvimos épocas de más amistad y otras en las que cada una iba más por su lado, pero nunca perdimos el contacto. El reencuentro o la reconexión vino de la mano de la COSTURA. Yo colgaba desde Suiza en un álbum de Facebook las cosas que iba haciendo y ella empezó a coser también y me preguntaba dudas; le mandé algún patrón; le regalé este libro por su boda (algunos pensarán que vaya regalo de boda). Fue ella quien, a mi regreso a Barcelona, me “presentó” a Naii, a La Pantigana… y a partir de ahí empecé a descubrir el mundo blogger español, que tanto había buscado en 2010, sin éxito.

La costura de hoy será la primera de una serie de costuras conjuntas, en conmemoración de los 10 años que hace que terminamos la carrera (¡atentas porque propondremos que participéis en alguna!). Montse compartió esta tela conmigo, que le había regalado un buen amigo suyo que vivía en Dubái. Es una especie de seda que no es difícil de coser, pero tampoco es mi estilo. Montse me dio un metro y se quedó con otro para ella.

20160427_08345220160427_083457

Pensando que esta tela la podría vestir el día que imparto clase en la universidad, y teniendo en cuenta la cantidad de tela, elegí el patrón  Paisley Print de la Ottobre Mujer 5/2015, reconvertido en blusa, porque me apetecía probar a coser una blusa con forro y cremallera invisible. El resultado no es perfecto, ni mucho menos, porque intuyo que con este tipo de tela hay que trabajar más con la mano y menos con la máquina… Vamos, que todos los dobladillos los tenía que haber cosido a mano. Pero el mal ya estaba hecho y las puntadas se quedan marcadas en la tela. Le pregunté ayer por IG a Momita y me dijo que seguramente planchando con un trapo mejoraría… muchas gracias, no me ha dado tiempo a planchar otra vez, pero lo haré.

Tanto el forro como la tela están sobrehilados con la remalladora, con tres hilos, y luego cosidos con puntada recta. En las mangas hice costura francesa. Me gusta el contacto de la tela de forro, tan suave, con la piel.

De momento no me la he puesto, para qué voy a mentir… Pero la blusa me recuerda a Montse y eso la hace especial 🙂 ¿Vamos a ver lo que ha cosido ella?

Y, ahora, a rumsear y a enlazar con el recopilatorio del Blog de Fans, donde no he visto ningún Paisley Print.

Anuncios

16 comentarios en “El post de Dubái

    1. Jajaja la verdad es que creo que entiendo bastante lo que te pasa, Mara. Quieres coser prendas más difíciles porque te pueden tus ganas de aprender cosas nuevas, pero sabes que, en el fondo, lo tuyo no son las blusas! También puedes coser para alguien de la familia que use ese tipo de prendas… O seguir con la investigación de pantalones, algo que yo quiero hacer ahora también. Macht’s gut!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s